Pages Menu
Categories Menu

Posted by on dic 4, 2012 | 0 comments

Fellaini, el alfil del ajedrez

Hablar de un guerrero casi siempre suele llevar connotaciones de agresividad, furia, garra y hasta una pequeña dosis de mal humor. Pero hablar de un guerrero diferente es hacerlo de Marouane Fellaini. El jugador belga se ha convertido en la sensación de esta Premier League y parece empeñado en provocar una auténtica guerra entre equipos por hacerse con sus servicios. Porque si alguien a estas alturas aún piensa que seguirá en el Everton seguramente le tilden de loco.

A Fellaini no le hace falta alzar la voz. Únicamente necesita tener un balón en los pies para demostrar que sus 194 centímetros de altura rebosan calidad por los cuatros costados. Juega para ganar, para dominar, pero lo hace de una manera diferente al resto, divirtiéndose por el camino. Como el alfil de una ajedrez, su altura no le impide hacer rápidos movimientos que despisten a la línea defensiva rival. Diagonal tras diagonal se ha ganado el respeto de los que tiene enfrente. Ha esculpido una figura, hasta ahora inexistente en el mundo del fútbol inglés, y es que nadie es capaz de asemejarse a él.

Es inteligente. Posee un talento natural y se divierte ganando, conquistando metas y objetivos. Está aprovechando al máximo su nuevo rol de líder en los ‘toffees’ para sacar lo mejor de sí. Para mostrar su ambición, su talento y sus ganas de seguir creciendo. Su pelo es su seña de identidad. Y su casa, Goodison Park, se le ha quedado pequeña.

Para compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInShare on TumblrBuffer this pageDigg thisEmail this to someone

Post a Reply